El triángulo de la contratación

Hace años que esucho a Nacho hablar del triángulo de la contratación, bueno, no recuerdo si él lo llama así, pero vamos, debe ser algo parecido.

Se trata de un triángulo mágico, que resuelve cualquier duda que se plantee a la hora de que te contraten para cualquier proyecto.

Lo escribo por aquí, más que nada, porque rara vez lo sigo, a ver si así termino de interiorizarlo.

Los tres factores fundamentales a la hora de la contratación de cualquier proyecto son:

  • El precio
  • La duración
  • La calidad

La teoría de Nacho es que, a la hora de contratar, solo te pueden exigir dos de los tres factores, asumiendo que el restante se convertirá en su opuesto.

Así, por ejemplo:

  • Si te piden algo “baratito” y muy “urgente”, la calidad se tendrá que resentir.
  • Si te piden algo “rapidito” e “impecable”, el precio se tendrá que subir.
  • Si te piden algo “económico” y “bien hecho”, no me metas muchas prisas.

Y la verdad es que tiene toda su lógica. Ahora con el tema de la crisis todo el mundo usa en forma de coletilla “pero baratito que la cosa está mala”, algo que entiendo perfectamente, eso si, te siguen diciendo que es “para hoy” y que debe ser la “repera”.

Y aunque se quiera alinear el triángulo, en serio, no se puede.