Uso de Kinect para articular maniquís robóticos [MarionetteBot]

El mundo los maniquís en escaparates no ha sido un ejemplo de innovación en las últimas décadas, pero esto se acabó. Utilizando el sensor de reconocimiento Kinect (si, el de la Xbox) junto con maniquís articulados, han creado MarionetteBot, un maniquí que reconoce a la persona que se encuentre delante del escaparate y la imita en un margen de movimientos bastante alto.

Puede parecer una tontería, pero al margen de la repercusión que tiene la acción en cuanto marketing, así como la novelería que pueda generar en los viandantes, si que tiene una utilidad práctica, la de que los posibles clientes, vean la movilidad y distintas perspectivas de la ropa expuesta.

Vía Naukas.

El primero que me contó sobre aplicaciones de la Kinetic fuera del salón de casa fue Nacho, que estuvo en una charla sobre esto en el Barcelona Developers Conference 2012, desde entonces he visto algunos ejemplos muy interesantes de aplicaciones.

Como el uso de un interfaz de acceso a historiales médicos de pacientes, para ser utilizado por los cirujanos desde dentro de la sala de operación. La idea era sencilla, el interfaz estaba fuera de la sala donde se estaba operando y el médico, desde el interior y a través de un ventanal, podía manejar el sistema sin necesidad de salir de la sala ni quitarse los guantes, simplemente realizando unos sencillos movimientos con las manos. (no encuentro el vídeo).

Como con cualquier tecnología nueva habrá un número de aplicaciones chorras que no tengan sentido, pero también es cierto que al crear un nuevo método de interacción hombre-máquina, las posibilidades son muy interesantes.