Pensar en los sistemas operativos como si fueran idiomas

El planteamiento que me hago con mis sobre qué sistema operativo deben usar es similar al de los idiomas.

Parece que está bien consolidada la idea de que, en la educación de los niños, es importante conocer bien, tanto el idioma principal como uno o dos idiomas más. Normalmente el segundo idioma es el inglés y un tercero más.

Creo que con los sistemas operativos lo ideal es hacer algo similar. Que conozcan Linux, Windows y Mac OS. Todas las posibles pegas que se te puedan ocurrir, así como los problemas que creas que se van a encontrar serán reducidos a la mínima expresión en cuanto los pongas delante de cada uno de los diferentes sistemas operativos. Recuerda, son niños, son esponjas.

Mis hijos usan dos distribuciones diferentes de linux, se manejan con soltura con dos versiones bien diferentes de Windows y respecto del Mac normalmente acabo pidiéndoles ayuda yo. Conocen bien los nombres de los programas que son comunes en todos los sistemas operativos, así como los que son específicos de cada uno.

Son políglotas. No por tener un padre informático, ni porque tengan mayor capacidad. Simplemente se debe a que han tenido la oportunidad de manejar alternativas, aprendiendo con la naturalidad que tienen los niños que les enseñan varios idiomas en su casa.

Pensar en los sistemas operativas como si fueran idiomas

Al final tendrán conocimientos y habilidades en cualquier entorno, un argumento de peso en contra de los que entienden que el uso de los sistemas operativos es una cuestión de filiación.